Saneamiento Básico Integral

ANTECEDENTES
En el análisis de la desnutrición crónica infantil (DCI), se evidencia que ésta es el resultado de múltiples factores: enfermedades infecciosas frecuentes, prácticas inadecuadas de alimentación e higiene, ambiente insalubre y consumo insuficiente de alimentos nutritivos. Todas ellas asociadas generalmente a la pobreza de la familia, su bajo nivel educativo, a la escasa inversión social, a la falta de priorización en los grupos más vulnerables y, al uso ineficiente de los recursos del Estado.

Las iniciativas que muestran mejores resultados en la reducción de la DCI son las que articulan estrategias de desarrollo productivo, generación de ingresos familiares, acceso a mercados, con estrategias orientadas a mejorar las prácticas saludables en alimentación, nutrición, higiene y acceso a servicios de agua segura y saneamiento, junto con la participación de la organización comunitaria y la gestión local y regional, que dan soporte institucional y generan mejores condiciones de sostenibilidad. También han demostrado impactos comprobados las estrategias que articulan las actividades de las comunidades, municipalidades y los establecimientos de salud, estrategias centradas en los factores que causan la desnutrición crónica y que hacen un seguimiento específico a la desnutrición a nivel de la comunidad. Esta articulación constituye la base del desarrollo integral local y regional, que impacta en la protección de la niñez.

Estas iniciativas han sido desarrolladas con mucho éxito por instituciones que conforman la Iniciativa Contra la Desnutrición Infantil, donde las intervenciones en saneamiento básico, han sido un componente básico, para la reducción de las enfermedades diarreicas y de la desnutrición infantil.

DEFINICIÓN OPERATIVA
Se entiende por saneamiento básico integral a las intervenciones para el abastecimiento de agua potable, alcantarillado y disposición de excretas; recolección y disposición de residuos sólidos, principalmente, con la finalidad de mejorar y mantener la salud de la población. Es integral porque estas intervenciones requieren de la promoción social para que la comunidad los acepte y desarrolle sentido de permanencia; la participación comunitaria en sus diferentes formas hasta llegar a la organización, debe acompañar los programas de saneamiento durante sus diferentes momentos de acercamiento, planeación y construcción. El programa de saneamiento debe estar articulado con acciones en el campo de la salud, que ayuden a mejorar las prácticas sanitarias.

IMPORTANCIA
La implementación de programas y proyectos integrales de saneamiento básico son importantes para la prevención de enfermedades infecciosas, principalmente la diarrea. Ésta es una de las principales causas de desnutrición infantil y de muerte en los niños menores de cinco años y se puede reducir con el saneamiento básico integral. El saneamiento afecta el desarrollo y el futuro de los niños y niñas.

SITUACIÓN DE LA INTERVENCIÓN EN EL PERÚ
Los avances logrados a la fecha se han concentrado principalmente en las áreas urbanas, aunque todavía persisten altos déficit de cobertura en las zonas urbano-marginales y la calidad de los servicios es deficiente en la mayoría de los casos. El ámbito rural y las pequeñas localidades presentan el mayor déficit tanto en cobertura como en calidad de los servicios. A esta situación se añade el nivel de contaminación y afectación a otras actividades económicas, producido por descargas de aguas servidas sin tratamiento a los cuerpos receptores.

Las Encuestas Nacional de Hogares indican que al 2009, la proporción de la población con acceso sostenible a mejores fuentes de abastecimiento de agua en el área rural es 36,2% y en el área urbana es 88.1%. La proporción de la población con acceso a servicios de saneamiento mejorado (comprende: red pública dentro o fuera de la vivienda o con pozo séptico) en el área rural es 43,9% y en el área urbana es 86,1%.

CONDICIONES NECESARIAS PARA SU IMPLEMENTACIÓN
1. Voluntad política desde los niveles nacionales, regionales y locales, para priorizar la inversión pública y privada en mejora de la cobertura y calidad del agua y saneamiento básico de las poblaciones rurales y periurbanas.
2. Aprobación de normativas que garanticen el desarrollo de programas de control de calidad, sistema de vigilancia, el establecimiento de los parámetros de control de calidad, la supervisión, la evaluación y control, con el establecimiento de sanciones por el incumplimiento de la normativa.
3. Participación activa de la población en la implementación y uso racional y sostenible de los servicios de saneamiento básico integral.
4. Articulación de los programas de saneamiento básico, con intervenciones de promoción social y de salud, que permitan la integralidad del servicio de saneamiento.
5. Fortalecer capacidades del Municipio en gestión, supervisión y control de servicios de saneamiento básico.

LINKS
http://www.caritas.org.pe/iniciativa.htm
http://www.bvsde.paho.org/bvsaidis/mexico13/117.pdf
http://www.unicef.org/republicadominicana/health_childhood_11696.htm
http://nutrinet.org/servicios/notas-editoriales/1212-editorial-es-posible-la-disminucion-de-la-desnutricion-cronica-infantil
http://www.eclac.org/publicaciones/xml/4/41764/lcw355e.pdf

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>